Student View

LA VUELTA A LA ESCUELA, JUNTOS DE NUEVO

Los conocimientos de una experta sobre cómo la pandemia ha afectado a los niños y cómo pueden prepararse para apoyarlos.

Dr. Mayes, directora del Yale Child Study Center, es una defensora apasionada de los niños, las familias y los maestros. Nos comparte sus sorprendentes y muy oportunos conocimientos sobre cómo la pandemia ha impactado a los niños, y lo que esto significa para ustedes y las comunidades de los salones de clases. 

Queridos maestros:

 

En Scholastic siempre hemos celebrado la vuelta a la escuela como una época de ilusión y nuevos comienzos. Y este año es especialmente trascendental. A pesar de que la incertidumbre continúa, no solo volvemos a la escuela, sino que también vemos a las comunidades escolares reunirse de nuevo.

Sabemos que puede que ustedes sientan una mezcla de emociones y seguramente también algunas preocupaciones, porque el COVID-19 no cesa. Hemos recibido tantas preguntas sobre cómo ha impactado la pandemia el bienestar de los estudiantes y su capacidad de aprender, de forjar amistades y conectar con ustedes. ¿Cómo pueden prepararse mejor para que el regreso a la escuela sea acogedor, seguro y compasivo?

Estas son preguntas muy importantes y abarcadoras. Por suerte, pudimos recurrir a la Dra. Linda Mayes para que nos diera algunas respuestas. La Dra. Mayes, directora del Yale Child Study Center, es una defensora apasionada de los niños, las familias y los maestros. Compartió con nosotros varios puntos de vista oportunos sobre cómo la pandemia ha afectado a los niños; y lo que esto significará para ustedes y sus comunidades en los salones de clases.

"Los maestros no son terapeutas ni trabajadores sociales y no necesitan sentir que deberían desempeñar esos papeles—dijo la Dra. Mayes—. Pero tener cierta noción de lo que se puede esperar de los niños en sus salones de clases y de ustedes mismos les ayudará a sentirse más preparados y relajados cuando ustedes y sus alumnos vuelvan a reunirse de nuevo".

En Scholastic, nos sentimos muy agradecidos de habernos asociado con la Dra. Mayes y sus colegas del Yale Child Study Center, y poder ofrecerles su perspectiva experta y compasiva. A continuación, presentamos lo más destacado de una serie de conversaciones que mantuvimos con la Dra. Mayes. Esperamos que sus conocimientos y consejos prácticos les ayuden a sentirse más seguros e inspirados al comenzar este año trascendental.


—Lauren Tarshis
Editora en Jefe de Scholastic Magazines+
Autora de la serie de libros I Survived

La pandemia ha sido una experiencia compartida, pero también diferente para todos

"Sus estudiantes están viviendo un acontecimiento histórico, del que se hablará por generaciones—dijo la Dra. Mayes—. Todo el mundo ha experimentado alguna alteración. Pero no todos sienten los efectos de la pandemia por igual. En un mismo salón de clases, los estudiantes habrán pasado por una gran variedad de experiencias".

En otras palabras, todos navegamos las mismas aguas tormentosas, pero en barcos diferentes. Algunos niños podrían estar sufriendo por la muerte de un familiar o haciendo frente a graves tensiones financieras en sus familias. Al mismo tiempo, los hay que han estado protegidos en gran parte de los peores efectos de la pandemia pero que, sin embargo, se vieron afectados de otras maneras.

"Estar al tanto de la variedad de experiencias en sus aulas les ayudará a establecer el tono adecuado cuando hablen sobre la pandemia. También podrán identificar mejor a los alumnos que puedan necesitar apoyo adicional".

Lo que pueden hacer:

Consideren la posibilidad de enviar una carta a las familias antes de que comience la escuela, para invitarlas a compartir cualquier preocupación o información especial sobre las experiencias y necesidades emocionales de sus niños. Aquí tiene un modelo de carta que pueden adaptar.

Consideren la posibilidad de enviar una carta a las familias antes de que comience la escuela, para invitarlas a compartir cualquier preocupación o información especial sobre las experiencias y necesidades emocionales de sus niños. Aquí tiene un modelo de carta que pueden adaptar.

Consideren la posibilidad de enviar una carta a las familias antes de que comience la escuela, para invitarlas a compartir cualquier preocupación o información especial sobre las experiencias y necesidades emocionales de sus niños. Aquí tiene un modelo de carta que pueden adaptar.

Traten de no hacer suposiciones sobre cómo podría sentirse un estudiante en particular, aunque estén al tanto de lo que vivió durante la pandemia. Al igual que la experiencia de cada niño es única, también lo es su forma de procesar y expresar sus emociones.

Traten de no hacer suposiciones sobre cómo podría sentirse un estudiante en particular, aunque estén al tanto de lo que vivió durante la pandemia. Al igual que la experiencia de cada niño es única, también lo es su forma de procesar y expresar sus emociones.

Traten de no hacer suposiciones sobre cómo podría sentirse un estudiante en particular, aunque estén al tanto de lo que vivió durante la pandemia. Al igual que la experiencia de cada niño es única, también lo es su forma de procesar y expresar sus emociones.

Dejen que sus alumnos establezcan las bases de lo que quieren compartir con ustedes sobre sus experiencias personales. Ofrezcan oportunidades para escribir y hablar sobre la pandemia, pero presenten opciones que no requieran que los alumnos escriban directamente sobre sus experiencias personales. Darles ejemplos de cómo comenzar una oración y dejar el final a su discreción, así como las actividades de escritura creativa pueden ayudar a los niños a procesar sus experiencias de una forma que les fortalezca y les ayude a recuperarse. El proyecto Mi historia de Scholastic Magazines tiene una serie de ideas adecuadas a la edad.

Dejen que sus alumnos establezcan las bases de lo que quieren compartir con ustedes sobre sus experiencias personales. Ofrezcan oportunidades para escribir y hablar sobre la pandemia, pero presenten opciones que no requieran que los alumnos escriban directamente sobre sus experiencias personales. Darles ejemplos de cómo comenzar una oración y dejar el final a su discreción, así como las actividades de escritura creativa pueden ayudar a los niños a procesar sus experiencias de una forma que les fortalezca y les ayude a recuperarse. El proyecto Mi historia de Scholastic Magazines tiene una serie de ideas adecuadas a la edad.

Dejen que sus alumnos establezcan las bases de lo que quieren compartir con ustedes sobre sus experiencias personales. Ofrezcan oportunidades para escribir y hablar sobre la pandemia, pero presenten opciones que no requieran que los alumnos escriban directamente sobre sus experiencias personales. Darles ejemplos de cómo comenzar una oración y dejar el final a su discreción, así como las actividades de escritura creativa pueden ayudar a los niños a procesar sus experiencias de una forma que les fortalezca y les ayude a recuperarse. El proyecto Mi historia de Scholastic Magazines tiene una serie de ideas adecuadas a la edad.

Tengan listos recursos externos para las familias que se han visto afectadas seriamente de una manera u otra. Su administración debe ser capaz de orientar a las familias sobre recursos con los que enfrentar retos económicos, de salud y de salud mental.

Tengan listos recursos externos para las familias que se han visto afectadas seriamente de una manera u otra. Su administración debe ser capaz de orientar a las familias sobre recursos con los que enfrentar retos económicos, de salud y de salud mental.

Tengan listos recursos externos para las familias que se han visto afectadas seriamente de una manera u otra. Su administración debe ser capaz de orientar a las familias sobre recursos con los que enfrentar retos económicos, de salud y de salud mental.

Las necesidades emocionales deben ser prioridad

El regreso a la escuela puede causarles ansiedad a algunos alumnos y este año es probable que esos sentimientos se acentúen. Por ejemplo, los estudiantes más pequeños podrían experimentar más ansiedad al separarse de sus familias. Los estudiantes mayores pueden tener más dificultades para organizarse y concentrarse, y para acostumbrarse a estar de nuevo con sus compañeros. Es posible que los alumnos de todas las edades vuelvan a la escuela con la sensación de que están de alguna manera atrasados académicamente y necesitarán escuchar que todo está bien.

"En mi opinión, los primeros seis meses de este año escolar van a ser de sanación—dijo la Dra. Mayes—. Los niños necesitan volver a sentirse seguros, a ganar confianza, a aprender a estar juntos de nuevo en persona. Su salud emocional precede su capacidad de aprendizaje".

Lo que pueden hacer:

Déjenles claro desde el principio a los estudiantes que su bienestar es prioridad y refuercen esa idea con regularidad. El mensaje puede ser sencillo: "Estoy aquí para ustedes y vamos a trabajar todos juntos para hacer de nuestro salón de clases un lugar seguro y feliz".

Déjenles claro desde el principio a los estudiantes que su bienestar es prioridad y refuercen esa idea con regularidad. El mensaje puede ser sencillo: "Estoy aquí para ustedes y vamos a trabajar todos juntos para hacer de nuestro salón de clases un lugar seguro y feliz".

Déjenles claro desde el principio a los estudiantes que su bienestar es prioridad y refuercen esa idea con regularidad. El mensaje puede ser sencillo: "Estoy aquí para ustedes y vamos a trabajar todos juntos para hacer de nuestro salón de clases un lugar seguro y feliz".

Reúnanse para hablar de cómo van a cuidarse unos a otros y reconozca los actos de bondad de sus alumnos siempre que pueda. Pedir, recibir y ofrecer ayuda son actos que fomentan resiliencia. Al crear una cultura solidaria, estarán fomentando las habilidades de resiliencia de todo el salón de clases.

Reúnanse para hablar de cómo van a cuidarse unos a otros y reconozca los actos de bondad de sus alumnos siempre que pueda. Pedir, recibir y ofrecer ayuda son actos que fomentan resiliencia. Al crear una cultura solidaria, estarán fomentando las habilidades de resiliencia de todo el salón de clases.

Reúnanse para hablar de cómo van a cuidarse unos a otros y reconozca los actos de bondad de sus alumnos siempre que pueda. Pedir, recibir y ofrecer ayuda son actos que fomentan resiliencia. Al crear una cultura solidaria, estarán fomentando las habilidades de resiliencia de todo el salón de clases.

Expresar gratitud es otra habilidad valiosa que fomenta resiliencia. Invite a los alumnos a reflexionar sobre las personas cuya ayuda han podido observar a lo largo de la pandemia. Cultiven una cultura en el salón de clases en la que los alumnos les agradezcan a usted y a los demás hasta los pequeños actos de cortesía.

Expresar gratitud es otra habilidad valiosa que fomenta resiliencia. Invite a los alumnos a reflexionar sobre las personas cuya ayuda han podido observar a lo largo de la pandemia. Cultiven una cultura en el salón de clases en la que los alumnos les agradezcan a usted y a los demás hasta los pequeños actos de cortesía.

Expresar gratitud es otra habilidad valiosa que fomenta resiliencia. Invite a los alumnos a reflexionar sobre las personas cuya ayuda han podido observar a lo largo de la pandemia. Cultiven una cultura en el salón de clases en la que los alumnos les agradezcan a usted y a los demás hasta los pequeños actos de cortesía.

Los artículos y los cuentos con temas socioemocionales son herramientas maravillosas que les permiten a los estudiantes reflexionar sobre las emociones intensas y procesarlas cómodamente. Aquí encontrarán artículos, vídeos y otros recursos gratuitos de Scholastic Magazines para diferentes edades, que serán especialmente útiles e inspiradores para sus estudiantes. Utilícenlos para la enseñanza y la lectura independiente y compártanlos con las familias.

Para los alumnos más pequeños, los de grados K-2, este cuaderno de trabajo de aprendizaje socioemocional sobre cómo sobrellevar el COVID-19, Primeros auxilios emocionales, puede descargarse gratuitamente en varios idiomas.

Los artículos y los cuentos con temas socioemocionales son herramientas maravillosas que les permiten a los estudiantes reflexionar sobre las emociones intensas y procesarlas cómodamente. Aquí encontrarán artículos, vídeos y otros recursos gratuitos de Scholastic Magazines para diferentes edades, que serán especialmente útiles e inspiradores para sus estudiantes. Utilícenlos para la enseñanza y la lectura independiente y compártanlos con las familias.

Para los alumnos más pequeños, los de grados K-2, este cuaderno de trabajo de aprendizaje socioemocional sobre cómo sobrellevar el COVID-19, Primeros auxilios emocionales, puede descargarse gratuitamente en varios idiomas.

Los artículos y los cuentos con temas socioemocionales son herramientas maravillosas que les permiten a los estudiantes reflexionar sobre las emociones intensas y procesarlas cómodamente. Aquí encontrarán artículos, vídeos y otros recursos gratuitos de Scholastic Magazines para diferentes edades, que serán especialmente útiles e inspiradores para sus estudiantes. Utilícenlos para la enseñanza y la lectura independiente y compártanlos con las familias.

Para los alumnos más pequeños, los de grados K-2, este cuaderno de trabajo de aprendizaje socioemocional sobre cómo sobrellevar el COVID-19, Primeros auxilios emocionales, puede descargarse gratuitamente en varios idiomas.

Estén atentos a los niños que necesiten apoyo adicional o que muestren signos de que podrían necesitar ayuda profesional. Observen, por ejemplo, a los estudiantes que parezcan especialmente callados y retraídos del resto del grupo, o a los niños demasiado activos y alterados. Los alumnos que parecen especialmente irritables o agresivos pueden estar comportándose así debido a sentimientos fuertes que no pueden expresar con palabras.

Estén atentos a los niños que necesiten apoyo adicional o que muestren signos de que podrían necesitar ayuda profesional. Observen, por ejemplo, a los estudiantes que parezcan especialmente callados y retraídos del resto del grupo, o a los niños demasiado activos y alterados. Los alumnos que parecen especialmente irritables o agresivos pueden estar comportándose así debido a sentimientos fuertes que no pueden expresar con palabras.

Estén atentos a los niños que necesiten apoyo adicional o que muestren signos de que podrían necesitar ayuda profesional. Observen, por ejemplo, a los estudiantes que parezcan especialmente callados y retraídos del resto del grupo, o a los niños demasiado activos y alterados. Los alumnos que parecen especialmente irritables o agresivos pueden estar comportándose así debido a sentimientos fuertes que no pueden expresar con palabras.

Elevada ansiedad académica, para todos

Los niños se preguntan: "¿Estoy muy atrasado?". Tanto los padres como los alumnos pueden estar preocupados por no haber llevado a cabo el aprendizaje a distancia tan bien como se suponía. Mientras tanto, los distritos evalúan las brechas en el aprendizaje e incrementan las evaluaciones. Pero, como señaló la Dra. Mayes: "La ansiedad académica puede en realidad impedir el aprendizaje. El bienestar mental sienta las bases del crecimiento académico".

Lo que pueden hacer:

Asegúrenles a los niños que todo el mundo se siente un poco atrasado, que es normal. Pueden decirles que ustedes mismos se sienten que les falta un poco de práctica. Mostrar la vulnerabilidad propia puede ser ejemplo de mente sana y una señal de que su salón de clases es un lugar seguro para hablar de las emociones. Dejen claro que están disponibles para ayudar a todos a aprender a su propio ritmo.

Asegúrenles a los niños que todo el mundo se siente un poco atrasado, que es normal. Pueden decirles que ustedes mismos se sienten que les falta un poco de práctica. Mostrar la vulnerabilidad propia puede ser ejemplo de mente sana y una señal de que su salón de clases es un lugar seguro para hablar de las emociones. Dejen claro que están disponibles para ayudar a todos a aprender a su propio ritmo.

Asegúrenles a los niños que todo el mundo se siente un poco atrasado, que es normal. Pueden decirles que ustedes mismos se sienten que les falta un poco de práctica. Mostrar la vulnerabilidad propia puede ser ejemplo de mente sana y una señal de que su salón de clases es un lugar seguro para hablar de las emociones. Dejen claro que están disponibles para ayudar a todos a aprender a su propio ritmo.

Recuerden que los niños (¡y los maestros!) necesitan recuperar su resistencia intelectual. Empiecen despacio y ajusten el ritmo y el volumen de trabajo gradualmente. Comuníquense regularmente con las familias y anímenlas a compartir cualquier preocupación.

Recuerden que los niños (¡y los maestros!) necesitan recuperar su resistencia intelectual. Empiecen despacio y ajusten el ritmo y el volumen de trabajo gradualmente. Comuníquense regularmente con las familias y anímenlas a compartir cualquier preocupación.

Recuerden que los niños (¡y los maestros!) necesitan recuperar su resistencia intelectual. Empiecen despacio y ajusten el ritmo y el volumen de trabajo gradualmente. Comuníquense regularmente con las familias y anímenlas a compartir cualquier preocupación.

Dejen claro que el crecimiento y el aprendizaje no se limitan a lo académico. Inviten a los alumnos a hablar sobre las nuevas habilidades, aficiones, hábitos y experiencias que han adquirido durante la pandemia.

Dejen claro que el crecimiento y el aprendizaje no se limitan a lo académico. Inviten a los alumnos a hablar sobre las nuevas habilidades, aficiones, hábitos y experiencias que han adquirido durante la pandemia.

Dejen claro que el crecimiento y el aprendizaje no se limitan a lo académico. Inviten a los alumnos a hablar sobre las nuevas habilidades, aficiones, hábitos y experiencias que han adquirido durante la pandemia.

En cuanto a las evaluaciones, asegúrense de que los niños sepan que el propósito no es ver quién va atrasado, sino asegurarse de que los niños reciban la ayuda que necesitan. Pueden decirles que lo que más les gusta a ustedes de la enseñanza es ver el progreso a lo largo del año.

En cuanto a las evaluaciones, asegúrense de que los niños sepan que el propósito no es ver quién va atrasado, sino asegurarse de que los niños reciban la ayuda que necesitan. Pueden decirles que lo que más les gusta a ustedes de la enseñanza es ver el progreso a lo largo del año.

En cuanto a las evaluaciones, asegúrense de que los niños sepan que el propósito no es ver quién va atrasado, sino asegurarse de que los niños reciban la ayuda que necesitan. Pueden decirles que lo que más les gusta a ustedes de la enseñanza es ver el progreso a lo largo del año.

Los niños necesitan rutinas y también más independencia

A lo largo de la pandemia, las viejas rutinas fueron sustituidas por otras nuevas, las cuales podían interrumpirse en cualquier momento. Para muchos niños, las estructuras normales de sus vidas desaparecieron: ir a la escuela, participar en actividades extraescolares, jugar en ligas deportivas, salir con los amigos.

"Los niños perdieron la sensación de seguridad y previsibilidad—dijo la Dra. Mayes—. Sin eso, era difícil planificar o esperar algo. Ha habido mucha incertidumbre".

Restablecer las rutinas y procedimientos en los salones de clase será más importante que nunca y ayudará a los niños a recuperar la sensación de seguridad y previsibilidad en sus vidas.

Al mismo tiempo, la Dra. Mayes recomienda encarecidamente darles a los estudiantes más flexibilidad, opciones en sus rutinas y voz en la creación de actividades. "Durante la pandemia, los niños perdieron mucho control sobre sus vidas, su capacidad de elegir lo que querían hacer. Tan importante como las rutinas, es la necesidad de darles a los niños autonomía, hasta en los grados más pequeños".

Lo que pueden hacer:

Durante la primera semana, pidan a los alumnos que trabajen juntos para establecer las rutinas y normas del salón de clases. Asegúrense de integrar más oportunidades de aprendizaje independiente y actividades de libre elección, y que el grupo pueda también elegir las actividades conjuntamente. Por ejemplo, creen una hora de “Viernes divertido” y un menú de opciones para celebrar los cumpleaños. Hagan tablas para elegir las tareas.

Durante la primera semana, pidan a los alumnos que trabajen juntos para establecer las rutinas y normas del salón de clases. Asegúrense de integrar más oportunidades de aprendizaje independiente y actividades de libre elección, y que el grupo pueda también elegir las actividades conjuntamente. Por ejemplo, creen una hora de “Viernes divertido” y un menú de opciones para celebrar los cumpleaños. Hagan tablas para elegir las tareas.

Durante la primera semana, pidan a los alumnos que trabajen juntos para establecer las rutinas y normas del salón de clases. Asegúrense de integrar más oportunidades de aprendizaje independiente y actividades de libre elección, y que el grupo pueda también elegir las actividades conjuntamente. Por ejemplo, creen una hora de “Viernes divertido” y un menú de opciones para celebrar los cumpleaños. Hagan tablas para elegir las tareas.

Presenten tantas opciones de libros y artículos para leer en la escuela y en casa como sea posible. Ofrecer a los alumnos la posibilidad de elegir lo que leen (la capacidad de seleccionar los libros más adecuados para ellos) es importante para fomentar la alfabetización, así como una oportunidad de autonomía.

Presenten tantas opciones de libros y artículos para leer en la escuela y en casa como sea posible. Ofrecer a los alumnos la posibilidad de elegir lo que leen (la capacidad de seleccionar los libros más adecuados para ellos) es importante para fomentar la alfabetización, así como una oportunidad de autonomía.

Presenten tantas opciones de libros y artículos para leer en la escuela y en casa como sea posible. Ofrecer a los alumnos la posibilidad de elegir lo que leen (la capacidad de seleccionar los libros más adecuados para ellos) es importante para fomentar la alfabetización, así como una oportunidad de autonomía.

Las agendas pueden estar repletas de aprendizaje estructurado y las jornadas escolares pueden prolongarse. Sean flexible y estén dispuestos a cambiar de rumbo, a incorporar descansos y opciones adicionales. Si una nueva rutina no funciona bien o resulta incómoda, cámbienla. Mantengan las líneas de comunicación abiertas y déjenles saber a los alumnos que valoran su opinión.

Las agendas pueden estar repletas de aprendizaje estructurado y las jornadas escolares pueden prolongarse. Sean flexible y estén dispuestos a cambiar de rumbo, a incorporar descansos y opciones adicionales. Si una nueva rutina no funciona bien o resulta incómoda, cámbienla. Mantengan las líneas de comunicación abiertas y déjenles saber a los alumnos que valoran su opinión.

Las agendas pueden estar repletas de aprendizaje estructurado y las jornadas escolares pueden prolongarse. Sean flexible y estén dispuestos a cambiar de rumbo, a incorporar descansos y opciones adicionales. Si una nueva rutina no funciona bien o resulta incómoda, cámbienla. Mantengan las líneas de comunicación abiertas y déjenles saber a los alumnos que valoran su opinión.

El orden social ha cambiado drásticamente, de maneras sorprendentes

Tanto si enseñan kindergarten como secundaria, su salón de clases tiene una estructura social compleja: los grupos de amigos ya establecidos, las parejas inseparables, los niños dominantes y los marginados.

 La interrupción de la pandemia probablemente modificó muchas de estas dinámicas establecidas. Millones de familias se mudaron durante la pandemia. Los niños que entren en su salón de clases pueden ser nuevos en su comunidad, pueden haber cambiado de vivienda dentro de su distrito o pueden haber tenido amigos que se han mudado. "Tengan en cuenta que estas transiciones sociales siempre les causan estrés a los niños—dijo la Dra. Mayes—, y habrán sido todavía más estresantes durante los traumas asociados al COVID".

Del mismo modo, las conexiones con los compañeros del aula se habrán deteriorado durante los meses de aprendizaje a distancia, las temporadas deportivas perdidas y los dos veranos separados. Es posible que los grupos de amigos se hayan disuelto y que los niños se hayan aislado socialmente.

Al mismo tiempo, el aprendizaje a distancia les ofreció a algunos niños un descanso necesitado de la inseguridad que puede surgir en la escuela y la oportunidad de forjar nuevos tipos de relaciones. Sea como sea, este año ofrece la oportunidad de empezar de nuevo y de establecer una dinámica social sana dentro de la comunidad de sus aulas.

Lo que pueden hacer:

Una vez más, el compromiso de las familias será clave. ¿Echan de menos los alumnos a sus amigos íntimos? ¿Hay dinámicas tensas que deberían conocer? ¿Hay amistades nuevas que puedan ustedes ayudar a nutrir? Obtener información antes de que comiencen las clases les ayudará a planificar.

Una vez más, el compromiso de las familias será clave. ¿Echan de menos los alumnos a sus amigos íntimos? ¿Hay dinámicas tensas que deberían conocer? ¿Hay amistades nuevas que puedan ustedes ayudar a nutrir? Obtener información antes de que comiencen las clases les ayudará a planificar.

Una vez más, el compromiso de las familias será clave. ¿Echan de menos los alumnos a sus amigos íntimos? ¿Hay dinámicas tensas que deberían conocer? ¿Hay amistades nuevas que puedan ustedes ayudar a nutrir? Obtener información antes de que comiencen las clases les ayudará a planificar.

En el caso de los niños más pequeños, creen un programa de amigos con los alumnos mayores que empareje a los niños para que se apoyen mutuamente en la transición de vuelta a la escuela. Hagan que los compañeros se escriban una carta de "bienvenida" en la que compartan algo sobre quiénes son y cómo se sienten al volver a la escuela.

En el caso de los niños más pequeños, creen un programa de amigos con los alumnos mayores que empareje a los niños para que se apoyen mutuamente en la transición de vuelta a la escuela. Hagan que los compañeros se escriban una carta de "bienvenida" en la que compartan algo sobre quiénes son y cómo se sienten al volver a la escuela.

En el caso de los niños más pequeños, creen un programa de amigos con los alumnos mayores que empareje a los niños para que se apoyen mutuamente en la transición de vuelta a la escuela. Hagan que los compañeros se escriban una carta de "bienvenida" en la que compartan algo sobre quiénes son y cómo se sienten al volver a la escuela.

Tengan en cuenta que el acoso suele producirse fuera del alcance de los adultos y los niños suelen dudar en denunciarlo. En el caso de algunos niños, es probable que esa dinámica se haya acentuado en el transcurso de la pandemia. Busquen a los estudiantes que puedan estar sentados solos a la hora de comer, que estén reacios a salir al recreo o que se ausenten inesperadamente.

Tengan en cuenta que el acoso suele producirse fuera del alcance de los adultos y los niños suelen dudar en denunciarlo. En el caso de algunos niños, es probable que esa dinámica se haya acentuado en el transcurso de la pandemia. Busquen a los estudiantes que puedan estar sentados solos a la hora de comer, que estén reacios a salir al recreo o que se ausenten inesperadamente.

Tengan en cuenta que el acoso suele producirse fuera del alcance de los adultos y los niños suelen dudar en denunciarlo. En el caso de algunos niños, es probable que esa dinámica se haya acentuado en el transcurso de la pandemia. Busquen a los estudiantes que puedan estar sentados solos a la hora de comer, que estén reacios a salir al recreo o que se ausenten inesperadamente.

Compartan libros e historias en los que se presenten a niños que se han enfrentado a dificultades sociales y han salido fortalecidos y con buenas amistades. Consulte el centro de Scholastic Magazines para algunas opciones excelentes.

Compartan libros e historias en los que se presenten a niños que se han enfrentado a dificultades sociales y han salido fortalecidos y con buenas amistades. Consulte el centro de Scholastic Magazines para algunas opciones excelentes.

Compartan libros e historias en los que se presenten a niños que se han enfrentado a dificultades sociales y han salido fortalecidos y con buenas amistades. Consulte el centro de Scholastic Magazines para algunas opciones excelentes.

El crecimiento positivo puede surgir de experiencias difíciles

¿Una de las grandes lecciones de la pandemia? Tenemos una capacidad notable para adaptarnos, crecer y conectarnos de distintas maneras.

"Hemos aprendido mucho sobre el impacto tóxico del estrés en los niños—dijo la Dra. Mayes—. Pero también hemos aprendido que hay oportunidades únicas de crecimiento que pueden surgir de las experiencias estresantes".

¿Cómo pueden ustedes aprovechar estas experiencias positivas de manera que promuevan un mayor crecimiento? ¿Cómo pueden ayudar a los estudiantes a ver los retos que enfrentaron durante la pandemia desde una perspectiva que les fortalezca?

"Debemos fomentar en los niños la sensación de que fueron parte de un acontecimiento histórico compartido, uno que repercutirá por generaciones—dijo la Dra. Mayes—. Sus alumnos crecerán contando las historias sobre sus experiencias. Guardarán recuerdos y conocimientos contundentes que compartirán con sus propios hijos y nietos.

Poner esto en contexto ayudará a los niños a comprender que han formado parte de una experiencia que es mucho más grande que cualquiera de nosotros y que les ha dado una fuerza y una resiliencia que les servirán en los años venideros".

What you can do:

Inviten a los niños a reflexionar sobre los buenos hábitos y las lecciones que han aprendido en la pandemia. Tal vez el aprendizaje a distancia hizo que se sintieran más cómodos con la tecnología. Tal vez ahora utilicen Zoom o FaceTime para mantener un contacto más estrecho con los abuelos o amigos que se han mudado. Pídanles a los estudiantes que compartan estas experiencias, siempre y cuando se sientan cómodos haciéndolo.

Inviten a los niños a reflexionar sobre los buenos hábitos y las lecciones que han aprendido en la pandemia. Tal vez el aprendizaje a distancia hizo que se sintieran más cómodos con la tecnología. Tal vez ahora utilicen Zoom o FaceTime para mantener un contacto más estrecho con los abuelos o amigos que se han mudado. Pídanles a los estudiantes que compartan estas experiencias, siempre y cuando se sientan cómodos haciéndolo.

Inviten a los niños a reflexionar sobre los buenos hábitos y las lecciones que han aprendido en la pandemia. Tal vez el aprendizaje a distancia hizo que se sintieran más cómodos con la tecnología. Tal vez ahora utilicen Zoom o FaceTime para mantener un contacto más estrecho con los abuelos o amigos que se han mudado. Pídanles a los estudiantes que compartan estas experiencias, siempre y cuando se sientan cómodos haciéndolo.

Discutan qué rutinas que tenían durante la pandemia los alumnos estarán contentos de dejar atrás y qué es lo que más ansían poder hacer. Para los alumnos que quieran grabar o quizás compartir sus experiencias sobre la pandemia, el equipo de Scholastic Magazines ha creado el proyecto Mi historia, que ofrece una serie de proyectos adecuados para cada edad.

Discutan qué rutinas que tenían durante la pandemia los alumnos estarán contentos de dejar atrás y qué es lo que más ansían poder hacer. Para los alumnos que quieran grabar o quizás compartir sus experiencias sobre la pandemia, el equipo de Scholastic Magazines ha creado el proyecto Mi historia, que ofrece una serie de proyectos adecuados para cada edad.

Discutan qué rutinas que tenían durante la pandemia los alumnos estarán contentos de dejar atrás y qué es lo que más ansían poder hacer. Para los alumnos que quieran grabar o quizás compartir sus experiencias sobre la pandemia, el equipo de Scholastic Magazines ha creado el proyecto Mi historia, que ofrece una serie de proyectos adecuados para cada edad.

Al resumir sus conocimientos, notamos cierto optimismo cuando la Dra. Mayes recalca las lecciones y la fortaleza que obtenemos cuando nos enfrentamos a momentos difíciles.

"Una gran lección de la pandemia fue nuestra capacidad de adaptación y cambio—afirmó—. Crecimos, aprendimos nuevas habilidades, nos ayudamos mutuamente de formas inesperadas. Pasamos por muchos retos y adversidades. Pero también hubo alegrías y oportunidades de crecimiento inesperadas. Ayudar a sus estudiantes a reconocerlas es una lección importante que les ayudará a lo largo de su vida, sean cuales sean los retos a los que se enfrenten".